miércoles, 12 de octubre de 2011

Mi pequeño olmo. Rosa Moreno



Mi siguiente entrada se la voy a dedicar a unos de mis primeros ratoncillos allá por el 2007, un olmo de vivero que no me costó más de 10 € pero con el que he ido perdiendo el miedo no sólo al trasplante sino a la poda.


Como autentica novata elegí el que peor nevari tenía (en su momento me pareció el mejor jejeje)
Esto es lo que había debajo de ese montón de barro.


Aun era demasiada novata para hacerle nada importante así que me limité ha recortarle un poquito las raíces y cambiarle a un sustrato más decente.
A junio del 2009 así estaba.


Al siguiente trasplante ya si que me animé a corregirle un poquito el nevari así que por marzo del 2010 me lié con él otra vez para ver si podía adecentar un poco esa base. 




Al quitarles las raíces tan feas que sobresalían el pobre se quedó con un tremendo hueco en la base por un lado así que desde ése instante vive pegado a una piedra..... quizás hubiera sido mejor haber hecho un acodo a la base y empezar desde cero, con el tiempo. . . . . . . esas cosas las aprendes. 



Después de unos cuantos rezos a junio del 2010 se encontraba así.



En febrero del 2011 le di una buena poda ya que estaba hecho una autentica bolita pero enmarañado por dentro, así que con las "normas de poda"...... fuera todo lo que se cruza, todo lo que sale hacia arriba, hacia abajo...... y casi que me quedo sin nada jejeje, que mal estaba hecho el pobre y ¡¡ con lo guapo que me resulto cuando lo compre!!. 


E incluso me atreví hacer mi primer injerto de raíz. 






A día de hoy "12 de Octubre" el olmo está así, no es un gran árbol y seguro que nunca lo llegará a ser pero lo que sí os puedo asegurar es que he pasado muy buenos ratos con él y al fin y al cabo de eso se trata. 



Espero que os guste